Last Word

The Last Word es un cóctel de la época de la prohibición a base de ginebra, desarrollado originalmente en el Detroit Athletic Club. Si bien la bebida eventualmente cayó en desgracia, disfrutó de una renovada popularidad después de ser redescubierta por el barman Murray Stenson en 2004 durante su permanencia en el Zig Zag Café y de convertirse en un éxito de culto en el área de Seattle.

Receta original y variaciones

La última palabra consiste en cantidades iguales de ginebra, chartreuse verde, licor de marrasquino y zumo de lima recién exprimido, que se combinan en una coctelera con hielo. Después de agitarla, la mezcla se vierte a través de un colador de cócteles (tamiz) en la copa para que el cóctel no contenga hielo y se sirva “directamente”.

El cóctel tiene un color verdoso pálido, debido principalmente a la Chartreuse. Audrey Saunders, del Pegu Bar de la ciudad de Nueva York, lo considera uno de los mejores cócteles de su bar y describe su sabor de la siguiente manera:

Me encantan los tragos picantes y punzantes, y este tiene un buen sabor. Es un gran limpiador de paladar. Y está perfectamente equilibrado: Un poco agrio, un poco dulce, un poco picante.

– Audrey Saunders, The Seattle Times

El sabor también puede variar ligeramente dependiendo de la marca de ginebra que se utilice. El cóctel original en el Detroit Athletic Club durante la era de la prohibición usaba ginebra de bañera, y aún hoy el club está usando su propia recreación de la “ginebra de bañera de la era de la prohibición” (vodka, especias, hierbas, cítricos) para ello. Han surgido algunas variaciones del cóctel, que suelen sustituir la ginebra por otro licor base y a veces cambian las limas por limones. Una variación particularmente conocida es el Final Ward, creado por el barman neoyorquino Phil Ward, que sustituyó la ginebra por whisky de centeno y el zumo de lima por el de limón.

Historia

La primera publicación en la que apareció la Última Palabra fue el libro de cócteles de Ted Saucier de 1951 Bottoms Up! En él Saucier afirma que el cóctel se sirvió por primera vez unos 30 años antes en el Detroit Athletic Club y más tarde fue introducido en Nueva York por Frank Fogarty. Dado que esto data de la creación de la bebida a los primeros años de la prohibición (1919-1933), se suele considerar una bebida de la época de la prohibición. Una investigación en los archivos del Detroit Athletic Club por John Frizell reveló más tarde que la bebida era ligeramente más antigua antes de la era de la prohibición por algunos años. Ya se ofrecía en el menú del club en 1916 por un precio de 35 centavos (unos 8,22 dólares en moneda de 2019), lo que la convertía en el cóctel más caro del club en ese momento.

El propio Fogarty no era un barman, sino uno de los monólogos de vodevil más conocidos (aproximadamente comparable a los comediantes de hoy en día) de su época. Algunos asumen que esta ocupación dio origen al nombre del cóctel. Apodado el “trovador de Dublín”, Fogarty a menudo abría su actuación con una canción y la terminaba con un serio recitado de rompecorazones. En 1912 ganó el concurso del New York Morning Telegraph para el mejor artista de vodevil y en 1914 fue elegido presidente de The White Rats (sindicato de actores de vodevil). Alrededor de la época en que se creó el cóctel, Fogarty actuó en el teatro Temple de Detroit.

Sin embargo, el cóctel cayó en el olvido en algún momento después de la Segunda Guerra Mundial hasta que fue redescubierto por Murray Stenson en 2004. Stenson estaba buscando un nuevo cóctel para el Zig Zag Cafe en Seattle, cuando se encontró con una vieja copia de 1952 del libro de Saucier. Poco después de ser ofrecido en el Zig Zag Cafe se convirtió en algo así como un éxito de culto en las áreas de Seattle y Portland y se extendió a los bares de cócteles en las principales ciudades del mundo. También dio lugar a varias variaciones, siendo probablemente la más conocida de ellas The Final Ward. Además, su receta reapareció en nuevas guías de cócteles, incluyendo la edición 2009 de la Guía Oficial de Bartenders de Mr. Boston.

El 20 de mayo de 2011 Rachel Maddow demostró la preparación del cóctel en su programa de MSNBC y lo llamó “la última palabra para el fin del mundo”. Esto fue un comentario irónico sobre el arrebato y la predicción del fin del mundo del presentador de radio cristiano Harold Camping y en referencia al programa de noticias de MSBNC The Last Word con Lawrence O’Donnell, que cubrió ampliamente las predicciones de Camping.